"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 23 de marzo de 2009

Nadal es una roca

Con una fortaleza mental y física que sigue aumentando cada día, Rafa Nadal cerró ayer su excelente torneo de Indian Wells. El primer Masters Series del año (o Masters 1000 como quiere la ATP que lo llamemos) cayó del lado del balear con una autoridad y una superioridad insultante, y es que uno debería asustarse si echa un vistazo a los rivales y marcadores con que cerró la fase final del torneo: 6-2 y 6-4 sobre Del Potro, 6-4 y 7-6 sobre Roddick y 6-1 y 6-2 sobre Andy Murray, tres jugadores situados entre los ocho primeros del mundo que fueron incapaces de hacerle un solo set.



Rafa Nadal juega ya sobre la pista dura americana con una facilidad y solvencia que empieza a recordar al Rafa Nadal de la tierra batida de Paris, Roma y Monte-Carlo: dominando su servicio y convirtiendo su resto en un arma incluso frente a jugadores como Murray (con el que se sitúa ya 6-2 en enfrentamientos directos) o Roddik, y sintiéndose fuerte hasta el punto de levantar hasta cinco bolas de partido ante David Nalbandian en octavos de final (3-6, 7-6(5), 6-0).

Con esta victoria Nadal suma ahora 13 Masters 1000, situándose a solo uno de los 14 que suma Roger Federer y a cuatro del récord que marca Andre Agassi con 17 títulos. Rafa Nadal ha ganado por lo menos dos Masters Series en cada uno de estos últimos catro años, alcanzando su mejor cifra en 2005 con cuatro Masters. Uno empieza a plantearse ya si se empezó a dar demasiado pronto a Federer el calificativo de "mejor tenista de la historia".



Con un récord espectacular en 2009 de 21 victorias y sólo 2 derrotas, Rafa Nadal hace las maletas hacia Miami donde ya fue finalista en 2005 y 2008 (derrotas ante Federer y Davydenko respectivamente), y donde intentará ahora inscribir su nombre junto al de Federer (2005-06), Agassi (2001), Rios (1998), Sampras (1994), Chang (1992) y Courier (1991), jugadores que fueron capaces de ganar en Indian Wells y Miami el mismo año.

¡¡Cómo me gusta el tenis!!