"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

miércoles, 28 de abril de 2010

Verdasco, nuevo Conde de Barcelona

Se borró Nadal a última hora, y la organización (o lo que es lo mismo, Albert Costa) supo suplir muy bien su baja con un excepcional fichaje: Fernando Verdasco. Y el madrileño, flamante finalista de Monte-Carlo 2010, no quiso defraudar las expectativas que había puestas en él y pasito a pasito llegó a la final, alzándose con uno de los títulos más prestigiosos sobre tierra batida: el Conde de Godó (por mucho que le quieran llamar ahora el Open Sabadell Atlántico).


Verdasco suma con éste su quinto título, que es, sin duda, el más importante de su carrera tras Valencia (2004), Umag (2008), New Haven (2009) y San José (2010). Un título justo por debajo del nivel de los Masters 1000, a los que todo indica que muy pronto se subirá. De hecho, iría más lejos y diría que Fernando Verdasco es mi apuesta para el Masters de Madrid 2010, ya a la vuelta de la esquina.


Y hablando de Verdasco, el lunes me decía un gran amigo que Verdasco había sido eliminado. Imposible, le decía. Lo he visto escrito en el telediario, me replicaba. Totalmente imposible, insistía yo con total seguridad, pese a que es fácil perder un duelo de éstos con él. No sólo porque hoy por hoy, veo muy complicado que caiga en primera ronda, sino por cuestiones de organización, de cabezas de serie y demás. Y así fue, Verdasco debuta esta tarde ante Bolelli en un encuentro curioso y entretenido, porque Simone juega con todo el público a favor. Pero las cosas no deberían torcerse para el madrileño.

Otro que debuta hoy es Rafa Nadal, y lo hará a la hora de la comida ante un buen jugador de tierra como es el alemán Kohlschreiber, en otro duelo de pista central. Interesante tarde la que tenemos por delante, porque Rafa Nadal inicia el camino de igualar el récord de André Agassi en número de Masters Series... Federer y Nadal tenían la posibilidad de alcanzar los 17 títulos del norteamericano en este torneo de Roma, pero el suizo dijo ayer adiós a las primeras de cambio ante el letón Gulbis. Vía libre por tanto para Rafa, que podría incluso coronarse como el jugador más laureado en Masters Series si hiciera el doblete Roma-Madrid en estas tres semanas.

En cuanto a mi maratón... pues pese a no poder bajar de las cuatro horas, me siento orgulloso y feliz por haberlo conseguido completar, pero sobre todo, por el apoyo, y ya luzco contento mi tercera medalla madrileña, mientras comienzo a pensar en futuras carreras. Y es que... hay que reinventarse cada día.