"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

martes, 14 de septiembre de 2010

Gracias, Rafa

Le he dado vueltas a qué escribir esta mañana y a cómo hacerlo. "Nadal ya es inmortal" o "Nadal entra en la leyenda del deporte" eran titulares que me apetecía poner en este post... pero cuando he comenzado a comprobar cómo caían titulares similares en The Times, As o Le Monde, he pensado que ya habría tiempo para recrearnos viendo las portadas de unos y otros, y de leer en el Marca cómo titulaban "Nadal ya es un mito", o cómo El País apostaba por un apático "Nadal gana el US Open".

Así que lo que me ha apetecido poner es este sencillo "Gracias, Rafa", porque dado que tengo claro desde hace tiempo que es el mejor deportista español de la historia, y dado que también soy plenamente consciente de que es una leyenda viva del deporte mundial que ha alcanzado ya la eternidad, a mí lo que me apetecía escribir hoy cuando le he visto caerse, cuando le he visto levantar el título, ha sido este "Gracias, Rafa" por esta excelente y abundante colección de sensaciones y de momentos tan emocionantes que nos ha hecho vivir estos últimos cinco años.


Le escuchaba decir en la radio después del partido que tenía que estar tranquilo, porque tanto en las derrotas como en las victorias había que mantener la calma, y que no era bueno sentirse demasiado eufórico, porque le separaba de la realidad. Y escuchándole decir eso, he recordado Wimbledon, he recordado la máxima de Rudyard Kipling que rige en el All England Tennis Club y que también manda en la cabecera de este blog. Como también he recordado cuando alzaba este título que cerraba su Grand Slam a aquel Nadal de pelo más largo, a aquel Jerónimo que vencía por primera vez en París a Mariano Puerta, a aquel Rafa que hacía caer al gigante Federer en su jardín de Wimbledon o volverle humano con esas lágrimas desgarradoras en la Rod Laver de Melbourne.


Han sido tan buenos momentos los que nos ha hecho y nos hace vivir frente a la televisión o en las gradas, que yo sólo puedo tener palabras de agradecimiento a este mito tan humano, a esta leyenda tan real. Y aunque reconozco que también me ha venido a la cabeza un "Pues ya lo has hecho, Rafa. Pues ya lo has conseguido. Ya tienes TODOS!!" He de decir que también he pensado que si no lo hubiera hecho, que si no hubiera ganado hoy, hubiera dado igual porque nadie podrá borrar esta época dorada que nos está haciendo vivir y que ojalá no acabase nunca...