"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

domingo, 2 de septiembre de 2007

Empieza la Semana Grande

Entramos ya en la semana grande del US Open, y a la vista están ya posibles partidazos de la talla de: Roddick-Federer, Blake-Federer, Nadal-Ljubicic, Nadal-Djokovic, Djokovic-Federer o Nadal-Federer. De momento estas dos primeras rondas nos han dejado pequeñas desilusiones, pequeñas sorpresas y grandes esperanzas.

Me quedo primero con la desilusión que me ha supuesto la eliminación de Fernando Verdasco ante Berdych, nº 9 del mundo. Empezó el partido como un tiro, a un nivel altísimo, mandando, haciéndole break a Berdych y con 5-4 y 30-30 a 2 puntos de hacerse con el primer set, pero no sé si una pájara física o mental se apoderó de él en ese momento haciéndole desaparecer mentalmente del encuentro. Fernando no transmitía nada, y perdía como un autómata 7-6, 6-1 y 7-6. Quizá fue el durísimo encuentro ante Mathieu, pero es una lástima porque le veía capaz de hacer algo grande ante Roddick en octavos. Nico Almagro también cayó ante Davydenko, y fue una pena que no pudiera hacerse con el primer set, porque le condicionó el resto del partido.



Pequeñas sorpresas las protagonizadas por Isner, poniendo contra las cuerdas en el primer set a Federer y ganándole un tie-break (que empieza a ser noticia que Federer pierda un tie-break); por Calleri, eliminando nada más y nada menos que al australiano Hewitt; y por Lee, que eliminó a Andy Murray del que se esperaba al menos una 4ª ronda.

Y grandes esperanzas me las transmiten los nuestros. Éramos la Armada en tierra, pero empezamos a serlo en pista rápida. En tercera ronda el tenis argentino y estadounidense estaba representado por 5 jugadores cada uno, mientras que el tenis español está representado en esta tercera ronda por 7 jugadores. A ver si hay suerte y podemos meter en semifinales a alguno de los nuestros. Afortunadamente, la mayor esperanza, Nadal, transmitió muchas mejores vibraciones el viernes por la noche ante Tipsarevic, mostrando su habitual explosividad y alegría. Habrá que ver qué tal se le da el peculiar francés Tsonga, que tuvo un gran papel en el pasado Wimbledon.



Tsonga eliminó a Feliciano en Wimbledon 3 sets, y le hará unos cuantos aces a Nadal esta noche. Y nombrando a Feliciano, no estará de más, ver hasta qué punto es capaz de poner en aprietos al número 1, don Roger Federer, mañana lunes. Esperemos que le dé algo de guerra.

Respecto a los últimos partidos de tercera ronda, además del Nadal-Tsonga, creo que los nuestros parten como favoritos: Moyá no debería caer ante Kohlschreiber, ni Robredo ante Gulbils, y en cuanto a Ferrer, creo que está en mucha mejor forma que el argentino Nalbandian, pero tendrá que demostrarlo en la pista.