"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 31 de diciembre de 2007

Se baja el telón

Baja el telón este 2007 con pocas novedades respecto a años anteriores. Don Roger Federer siguió ejerciendo su monarquía absoluta sumando de nuevo los tres Grand Slams que acostumbra: Australia, Wimbledon y Open USA, adornados con algún que otro Masters Series como Hamburgo o Cincinnati. Su empeño en que en su reinado no se ponga el sol salió bien parado, pero aún le queda una pequeña e irreductible zona gala: Roland Garros. Ahí es donde el Príncipe Nadal se hace fuerte y donde nadie puede toserle. De nuevo el Rey de la Tierra nos hizo vibrar a todos con sus passings, sus carreras y su explosividad en Montecarlo, Barcelona, Roma y su segunda casa, la Philippe Chatrier de París.



Este 2007 nos deja también hermosos partidos. Me quedaría con varios, como la exhibición de Federer ante Roddick en el Open de Australia; los dos duelos eléctricos entre Andy Murray y Rafa Nadal en Australia y Madrid; aquellas dos victorias de Cañas sobre Federer al inicio de la temporada americana en Miami e Indian Wells; o las hermosísimas victorias de David Nalbandian sobre Federer en Madrid y París. Pero está claro, que si hay que quedarse con dos partidos, ésos son las dos finales de los Grand Slams europeos: la tercera victoria de Nadal sobre la arcilla de París, y el apasionante duelo que tuvieron Federer y Rafa sobre la hierba del All England Tennis Club, con la aprobación del gran Borg desde la grada.



Personalmente he tenido la suerte de poder disfrutar este 2007 de la final del Masters Series de Roma entre el chileno González y Nadal (donde hice la foto que adjunto a continuación), así como de todo el Masters Series de Madrid (y digo TODO, porque he de reconocer que sólo me faltó dormir allí).



Esperemos que el 2008 nos traiga tan buen tenis como el que hemos vivido este año. Ojalá Nadal siga siendo el rey de la Tierra, Federer mantenga ese nivel tenístico extraterrestre, Djokovic suba un peldañito más, Ferrer aguante el tipo y Verdasco suba a donde debe estar, que es entre los diez primeros.

Sin más quiero daros las gracias a todos los que pasáis por este blog y quiero desearos un muy feliz 2008.