"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

sábado, 14 de febrero de 2009

Domingo de fiesta

En una hora tendremos a Nadal sobre la pista del Ahoy Rotterdam para medirse a Gael Monfils en las semifinales del ATP 500 de la ciudad holandesa, y visto el dulce momento de forma del balear, todo apunta a que mañana podremos vivir un nuevo domingo de fiesta con una señora final entre el número uno y el número cuatro del mundo (que venció a Ancic 6-1 y 6-2 en la primera semifinal).



Sobre una de las pistas más adversas a su estilo de juego, por su elevada rapidez, Rafa Nadal está realizando un torneo muy serio, apoyándose en su concentración y tremendo oficio (ha necesitado de tres sets para cerrar cada uno de los tres encuentros que ha disputado).

El miércoles vencía en primera ronda a Bolelli por 4-6, 6-2 y 7-5 en un encuentro más cómodo de lo que indica el marcador. El jueves en octavos, sudaba más de la cuenta ante un diamante en bruto como es el búlgaro Grigor Dimitrov (7-5, 3-6 y 6-2), en el día en que este joven jugador, campeón Junior del US Open y Wimbledon, se presentaba en sociedad tras su sorprendente victoria sobre Tomas Berdych. ¡Mucho ojo a este tenista que tiene toda la pinta de escalar puestos a pasos agigantados!



Y ayer viernes derrotaba en cuartos a Tsonga por 6-4, 6-7 y 6-4, en un interesantísimo encuentro, que nos tuvo en tensión hasta el final.

La representación española no se cierra aquí, porque Tommy Robredo, dando muestras de su excelente momento de forma, se ha metido en la final de Costa Do Sauipe derrotando a su verdugo la semana pasada de Viña del Mar, el Chucho Acasuso, por 6-2 y 6-1, y luchará por el título ante el local Belluci, que empieza a hacerse un nombre en el circuito de tierra batida.



Cerramos diciendo que, por otro lado, James Blake y Mardy Fish jugarán la final de San Jose.

1 comentario:

Patxi dijo...

¿Qué pasa?!?!?!?!! Has dado vacaciones al reportero???