"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 4 de agosto de 2008

Un año perfecto

Starace, Murray, Moyá, Djokovic, Federer, Bellucci, Devilder, Nieminen, Verdasco, Almagro, Djokovic (2ª vez), Federer (2ª vez), Bjorkmann, Nishikori, Karlovic, Roddick, Djokovic (3ª vez), Beck, Gulbis, Kiefer, Youzhny, Murray (2ª vez), Schuettler, Federer (3ª vez), Levine, Andreev, Gasquet, Murray (3ª vez), Kiefer (2ª vez), Serra, Haas y Lapentti.

Son éstas las 32 victorias consecutivas de Rafa Nadal que le han permitido desbancar a Roger Federer del nº1 de la ATP y ocupar el primer puesto de las listas tras cuatro años asentado en el segundo puesto.

No era fácil desbancar al mejor jugador de la historia, que ostentaba un reinado brutal de más de doscientas semanas en el número uno, y ha tenido que ser con una serie de victorias que ha abarcado torneos tan importantes como los de Hamburgo, Roland Garros, Queen´s, Wimbledon y Canadá, con la que Nadal ha podido ascender a lo más alto de la lista.



Una de las mejores rachas de la historia ha sido la que le ha servido al balear para poner fin a una espera que ha merecido la pena, ya que el próximo 18 de agosto (fecha de celebración del MS de Cincinnati el año pasado) el sueño de ser el nº1 del mundo se hará realidad.

Ni qué decir tiene que esta racha se habría ampliado en el tiempo de no ser por aquella sorprendente derrota ante Ferrero en el MS de Roma, donde las ampollas que le surgieron en el pie evitaron que el reinado de victorias se hubiera alargado sumándose las diez victorias previas obtenidas en Monte-Carlo y en Barcelona.

El final de esta racha lo tuvimos la noche del pasado sábado en Cincinnati. Rafa Nadal ponía fin a esta lucha sin fin y a esta demostración de tenacidad y constancia en su ascenso a lo más alto de la lista con su derrota en semifinales ante el nº3 del mundo, el serbio Novak Djokovic. El partido estuvo marcado por los evidentes signos de agotamiento físico y mental del balear, que no encontró su tenis durante el primer set (1-6) y que sí que plantó cara al serbio en el segundo (5-7) en un claro arranque de orgullo deportivo, que puso emoción al encuentro y puso un buen colofón a la grandísima temporada de Rafa en pista dura antes de la disputa del US Open en tres semanas (final en Chennai, semifinales en Australia, semis en Indian Wells, final en Miami, campeón en Canadá y semifinales en Cincinnati).



La final de ayer se la llevó Murray ante Djokovic por un doble 7-6. El escocés jugó bien, pero tendrá que controlar sus emociones para cerrar los encuentros, pues necesitó de seis bolas de partido (con su saque) para adjudicarse la final. Con esta victoria, en su primera final de un Masters Series, Murray se lleva el sexto título ATP a su palmarés y el tercero en esta temporada, tras los triunfos en Doha y Marsella. Diría que está llamado a ocupar el cuarto puesto de la ATP en breve, porque ni Ferrer ni Davydenko acaban de dar el paso definitivo en los grandes torneos y Murray tiene potencial, pero tengo muy serias dudas sobre su bajo rendimiento en tierra batida. ¡Qué culpa tendrá Murray de que Escocia sea tan verde!



En fin, todo queda listo pues para el asalto al oro olímpico en la pista dura de Beijing. En unos días tendremos una lucha preciosa entre Nadal, Federer y Djokovic, a la que quizá se sume el propio Murray y algún otro jugador como Davydenko, que en Miami mostró un buen nivel. ¿Apuestas? Yo apostaría por el Oro para Federer (abanderado por Suiza y me imagino que hipermotivado). De Nadal no me atrevería a hacer muchas apuestas hasta que no le vea en los dos primeros partidos, porque sí que se le notó algo agotado en sus últimos partidos en Cincinnati (Lapentti y Djokovic), aunque vista la confianza y teniendo en cuenta que estrenará su flamante nº1, quizá podamos soñar con lo bonito que sería que nos dejara una nueva final ante Federer con un Oro y una Plata en juego. Se lo merecen.

2 comentarios:

pipita dijo...

mis felicitaciones a los seguidores

imagino que con esto cerramos el debate del 2006 de quien es el mejor jugador... obviamente este año nadal ha hecho muchos meritos para adquirir esa posición.
No era así en años anteriores, pese a su palmares anual, se quedaba por debajo de los exitos de federer.
ahora veremos, si es capaz de aguantar ese top1 mucho tiempo, porque no va a ser nada facil defenderlo.

wallabee dijo...

Gracias por los comentarios y por las felicitaciones, como seguidor del balear que me considero.

Nunca olvidaré aquel ferviente debate en Basilea, precisamente en la casa de Federer, a altas horas de la madrugada y a tantos kilómetros de Stuttgart donde teníamos que dormir.

Le costará defenderlo de marzo a agosto de 2009. De momento, salvo que se le dé muy mal de aquí a final de año, tampoco tiene que defender excesivos puntos.

A ver si empieza con buen pie en Pekín.