"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

martes, 31 de julio de 2007

Carta abierta

Hace unos días, Pedro Muñoz, presidente de la Federación Española de Tenis, dirigió una carta abierta a Arantxa Sánchez Vicario felicitándola por su inclusión en el Salón de la Fama. Aquí la incluyo para que la juzguéis. Aunque un poco pastelosa, rozando un excesivo peloteo en algunos momentos, en líneas generales me ha gustado bastante. A fin de cuentas, Arantxa ha sido y será siempre un símbolo del deporte español, y su gran cualidad del esfuerzo y del trabajo, que aquí ensalza, fue claramente la clave de su éxito.

Carta abierta del presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), Pedro Muñoz, a Arantxa Sánchez Vicario, recién incorporada al Hall of Fame

27 de Julio del 2007

Querida Arantxa,

El calendario y la extensa agenda de quien no sabe decir NO se han juntado con las jugarretas de la fortuita casualidad para que, por desgracia, no pudiera acompañarte en el día de tu inclusión como miembro del HALL OF FAME.

Y, por si fuera poco, desde dicho día, coincidente con la victoria de nuestras chicas frente a la República Checa en una preciosa eliminatoria, y donde las nuestras, ANABEL, VIVI, LOURDES y NURIA rayaban a gran altura, una caprichosa gripe de verano no me ha permitido moverme hasta hoy, primer día de mi reaparición en mis funciones, y haciendo bueno aquello de “no hay mal que por bien no venga”, pues el no haber podido hacerlo estos días me ha permitido escribirte esta carta abierta.

Arantxa, eres una de nuestras grandes por derecho propio. Te lo has ido ganando desde niña, poco a poco, partido a partido. Y, desde que a los trece años ya fuiste Campeona de España, has ganado prácticamente todo, además del general reconocimiento y premios especiales -algunos de ellos muy importantes como el que hoy nos ocupa, y que te hará eterna simbólicamente compartiendo un lugar grande entre los Grandes.

Permíteme decirte también que, en un mundo todavía más machista de lo que quisiéramos, los que simplemente deseamos el derecho a la igualdad de oportunidades más que cualquier otra igualdad, fuiste capaz de TRIUNFAR, con mayúsculas, con tu trabajo, con tu esfuerzo, con tu talento, con tu sacrificio y con el brillo encendido de tus ojos en los momentos importantes, y ¡cómo no! y, por encima de todo, con tus ganas de ganar y con tus inigualables sensaciones de transmitir alegría y confianza mientras sufres.

Fuiste, eres y serás, imagen de referencia para nuestros jóvenes, y lo has sido por tus valores innegables; por tu comportamiento, por tu honradez, por esa chispa que irradias hoy con tu mirada, con tus actos y tus palabras y con ese inolvidable ¡vamos, vamos! mientras aireabas tu muñequera con los colores de España de arriba abajo, y hasta en la mirada de reojo buscando a tu madre MARISA y a tu entrenador entre las gradas.

Mi carta es mi sencilla manera y mi pequeño aporte para felicitarte y reconocerte, y el hacerlo públicamente pretende la repercusión que te mereces y algo mucho más importante; lo quiero utilizar como ejemplo para los más jóvenes y lo quiero hacer de aquella manera que a ti te haga más grande.

Y no encuentro otra mejor que explicarles que eres el espejo en el que mirarse. Y estoy seguro que ninguno y ninguna saben que las grandes victorias, da igual una que otra, nunca las conseguiste el día que ellos lo vieron, sino con tu trabajo esforzado de cada día en la sombra con tu entrenador y preparador físico, y cuando nadie te veía, sin desperdiciar un solo minuto de tu entrenamiento.

Arantxa, eres ya un buen pedazo de nuestra historia reciente. Eres también parte importante de que España sea una potencia mundial en este deporte.

Por tanto, eres también parte del respeto que se nos tiene en este mundo del Tenis y eres una pieza clave para transmitir a nuestros más jóvenes los valores que tienen el esfuerzo, el trabajo y el sacrificio, la alegría y el confort que estos proporcionan

¿Os habéis dado cuenta cómo he expresado su “grandeza” y no he mencionado ni lo que tiene, ni lo que ha ganado, ni nada de nada que no sean valores? pues esto es consecuencia siempre de lo otro.



¿Qué leyes tendríamos que reivindicar los humanos más normales (hombres) para tener una cuota igualitaria con las Arantxas como tú? ¿para ponernos a la altura de tus capacidades físicas, intelectuales, de carácter y de inteligencia?

Arantxa, muchas gracias por todo lo que has dado y das al Tenis Español; gracias por tu comportamiento y ejemplo. Y a nuestras jugadoras de ahora, decirles que vamos a vivir juntos grandes momentos para nuestro Tenis Femenino español.