"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

martes, 7 de agosto de 2007

Reaparecen dos grandes

Lo que más me gusta de este torneo de Montreal son las dos grandes reapariciones que nos ofrece: Mario Ancic y Andy Murray, que debutan hoy ante Niemeyer y Ginepri, respectivamente.

Mario Ancic llevaba medio año apartado de la competición debido a una mononucleosis infecciosa que le apareció durante la pasada eliminatoria de Copa Davis entre Croacia y Alemania, y que le ha hecho perderse las grandes citas europeas del año, como Roland Garros y Wimbledon, en las que el año pasado alcanzaba los cuartos de final. Ahora que el tenis serbio está tan fuerte, de la mano de Djokovic, Jankovic e Ivanovic, Mario Ancic parece que viene dispuesto a ayudar a Ivan Ljubicic a reivindicar el poderío del tenis croata. Actualmente se encuentra el número 38 del mundo, pero estamos ante un auténtico Top Ten, y esperemos que recupere pronto la forma y pueda recuperar cuanto antes el puesto nº 11 con el que tuvo que retirarse hace unos meses por culpa del virus de Epstein-Barr. Hoy hacia las 21:00 (3 de la mañana hora española), Ancic debería pasar de ronda ante el local Niemeyer.



Por otra parte, Andy Murray, actual nº14 del mundo, nos dejó con muy buenas sensaciones en el primer trimestre del año. Sus resultados fueron espectaculares: finalista en Doha, octavos en Australia (¡qué gran partido aquel contra Nadal!), ganador del torneo de San José y semis en Miami e Indian Wells, con victorias ante rivales como Davydenko, Roddick (por partida doble), Chela o Haas. Una lesión de muñeca ante Volandri también le ha tenido en el dique seco por una temporada, aunque menor que la de Ancic. Habrá que ver si nos encontramos ante el mismo Murray porque su papel puede ser muy brillante en estos dos Masters Series y en el Open USA. De momento, su arranque no es fácil: Robby Ginepri hacia las 12:30 (18:30 hora española).



Si reaparecen con buen estado de forma, los choques de octavos en final serían espectaculares: Murray-Federer y Ancic-Nadal. Crucemos los dedos.