"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

viernes, 31 de octubre de 2008

De Madrid a Paris

Anoche estuve viendo a Amaral en el Palacio de los Deportes y disfruté como nunca con las veintinueve canciones con las que nos deleitaron. Aún siguen dando vueltas en mi cabeza y en mis piernas el descontrolado torrente de emociones que son capaces de transmitir sobre un escenario.



Quería compartir con vosotros este vídeo de "Revolución", un temazo ya clásico del grupo que en directo multiplica siempre por cien su intensidad.



Si queremos emociones sobre otro escenario, habrá que moverse de las gradas de Madrid a las gradas de París... donde otro genio que sabe transmitir mil emociones, como es Rafa Nadal, eliminó ayer a otro francés (parisino en este caso) para "alegría" del público local. Tras Florent Serra, llegó el turno de la pantera negra Gael Monfils, que cayó en las redes del manacorí, con un claro 6-3 y 6-2.



Hoy Nadal se medirá en cuartos a Nikolay Davydenko, con el que se ha encontrado dos veces este año en dos Masters Series. En la final de Miami el ruso jugó como nunca y venció a Nadal por la vía rápida (6-4 y 6-2), mientras que en Monte-Carlo, la mejor versión de Nadal sobre la tierra batida nos deleitaba con un 6-3 y 6-2. Las semifinales están a un paso, pero el hueso será duro porque el ruso pulverizó a Berdych ayer.

Quien tuvo menos suerte fue Fernando Verdasco, que tras perder el primer set ante Andy Murray, tuvo en sus manos adjudicarse el segundo en el tie-break (6-3 y 7-6 (6)) fallando un clarísimo smatch con un Murray ya vencido. El golpe le pasó factura y el madrileño dejó pasar una ocasión de reivindicarse como el gran tenista que es.