"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 15 de octubre de 2007

Con pedigrí

A la espera de que mañana lunes arranque el cuadro principal del Masters Series de Madrid, cerramos la presente semana con triunfos importantes, títulos para jugadores con pedigrí.

Davydenko era por tercera vez profeta en su tierra, y se llevaba la Kremlin Cup en Moscú, garantizándose a la vez su presencia en Shangai, y siendo el cuarto jugador con plaza asegurada para dicho torneo junto con Federer, Nadal y Djokovic.
En la final, Paul-Henri Mathieu le plantaba cara con un ajustado 7-5 y 7-6. ¡Qué gran año el de los franceses Mathieu y Gasquet!



Novak Djokovic por su parte ganaba con suma facilidad al verdugo de los españoles este fin de semana en Viena: Stanislas Wawrinka, que el viernes eliminaba a Feliciano López y el sábado al bueno de Ferrero. Djokovic suma con éste su quinto título del año, y presenta sus credenciales para el apasionante final de temporada: Madrid-Paris-Shangai, donde todo apunta a que el serbio se apuntará uno de estos títulos. Respecto a Wawrinka, sólo decir que su progresión no se detiene lo más mínimo y que pronto volverá a aspirar a hacerse un hueco entre los 20-30 primeros tenistas del mundo.



Por su parte, el gigante Ivo Karlovic se anotaba el torneo de Estocolmo ante el bicampeón local Thomas Johansson en tres sets, y se unía a Federer como único jugador en ganar títulos este año hasta en tres tipos de superficie distinta (ya lo hizo en Houston (tierra) y Nottingham (hierba)).



Y ahora... Madrid. Ya está aquí, por quinta vez, y ya convertido en una cita ineludible en el calendario. ¡Qué suerte poder presenciarlo tan de cerca! Allí estaremos disfrutándolo, en el Madrid Arena, y aquí escribiremos las sensaciones, las anécdotas y los comentarios a lo que veamos.

Para empezar mañana, todo un clásico de lunes y de inicio de campeonato en Madrid: Feliciano López y Fernando Verdasco en horario estelar ante Volandri y Montañés, respectivamente. A diferencia de otros años, esta vez todo apunta a que pasarán los dos.