"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 18 de febrero de 2008

Sorpresa japonesa

Saltó la sorpresa mayúscula en Delray Beach, y es que Kei Nishikori pudo también con James Blake en la finalísima y se hizo con el torneo americano. El hasta ahora desconocido jugador japonés venía realizando un buen torneo con las victorias sobre Mayer, Delic, Reynolds o Querrey en las semifinales (ante quien tuvo que levantar cuatro bolas de partido), pero nadie pensaba que pudiese dar la campanada en la final hasta el punto de vencer a todo un James Blake. Pero saltó, y de qué forma, pues el jugador que venía de la fase previa levantaba un 3-6 inicial del norteamericano, para hacerse con el partido tras anotarse el segundo y tercer set por 6-1 y 6-4.



Se convierte además en el segundo jugador más joven en ganar un torneo ATP con 18 años 1 mes y 19 días, quedando por detrás del gran Lleyton Hewitt que lo hacía con 16 años y 10 meses. Además, es el primer jugador japonés en hacerse con un torneo después de Shuzo Matsuoka que ganaba el torneo de Seúl en 1992. Cuando se publique mañana la Carrera de Campeones de la ATP, Nishikori subirá del puesto 244 al puesto 122, además de anotarse los casi 70.000$ con los que estaba dotado el campeón de este torneo.



Por otro lado, en Costa do Sauipe se produjo final española después de que Charly Moyá pudiera deshacerse de Lapentti en un duro partido ayer (6-2, 3-6 y 7-6) y de que Almagro vapulease a Fognini con un doble 6-1. La final ha sido tan dura como se esperaba, venciendo el murciano al mallorquín por 7-6, 3-6 y 7-5, y demostrando una vez más el poderío de los jugadores españoles sobre el polvo de ladrillo, que aún así no pudieron completar la celebración con los dobles, pues el sábado por la noche los brasileños Marcelo Melo y André Sá vencieron a los españoles Santiago Ventura y Albert Montañes en la final del torneo de dobles.

En Marsella, Andy Murray vencía a Mario Ancic por 6-3 y 6-4. Quizá tenía razón su hermano Jamie cuando criticaba a su hermano por no haber acudido a la eliminatoria de la Davis en Argentina, cita en la que prácticamente "simuló" una lesión vista su buena forma en este torneo en una pista mucho más favorable. Andy Murray se anota con éste su segundo torneo del año.