"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

jueves, 26 de junio de 2008

Verde que te quiero verde

Del verde del césped de la Eurocopa al verde intenso del All England Tennis Club de Wimbledon. Mi vida es de color verde ahora mismo, y es que sólo veo ese color adonde quiera que mire.



Cierro los ojos y veo a Casillas volar y parando penalties ante Italia sobre el verde del Ernst Happel de Viena en un momento de intenso éxtasis futbolístico. Los abro y en la tele veo el verde de la Central Court con un Nadal sacando como nunca ante Beck o a Federer tan suelto como siempre ante Hrbaty o Soderling, y es que a fin de cuentas por algo es su jardín.

Al mismo tiempo que la Eurocopa va llegando a su fin, Wimbledon va ganando en intensidad y en sorpresas. Ayer saltó la banca con la eliminación de Novak Djokovic ante Marat Safin. Absolutamente nadie lo esperaba. Parece que Safin se quiso sumar a la fiesta rusa y también quería el protagonismo de su país no sólo en el fútbol (tremendo España v Rusia esta noche), sino también en el tenis, donde hoy su nombre ocupará grandes rotativos.



Mal día para el tenis serbio (que sufrió y mucho para meter a Ivanovic en tercera ronda 6-7 (2), 7-6 (3) y 10-8 ante Dechy) y buena noticia para Nadal y Federer, que con esta eliminación del número 3 del mundo, pueden ver cómo se consolidan sus dos primeros puestos al frente de la ATP, ampliando la ventaja respecto a la excelente raqueta del serbio.



Hoy Nadal salta a escena buscando el pase a tercera ronda. Particularmente ando con muchas ganas de verle de nuevo en hierba. Cada día juega mejor y ésas son las mejores noticias que podríamos tener. Nadal... y la selección después. Más no se puede pedir. ¿Día grande para el deporte español? Esperemos que SÍ. Sí que se puede.
Y así también lo ve el Rey de la tierra y Príncipe de la hierba en su blog.