"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 18 de junio de 2007

Esta semana: Nottingham y Hertogenbosch

Entramos en la segunda semana de la temporada de hierba, última oportunidad para afinar el juego de cara a Wimbledon que está ya a la vuelta de la esquina. Esta semana tenemos los torneos de Hertogenbosch, en Holanda, que se podrá seguir por Eurosport, y de Nottingham, en Reino Unido.

El torneo de Hertogenbosch presenta un cartel muy atractivo con jugadores como Novak Djokovic, Tommy Robredo, Ivan Ljubicic, Marcos Baghdatis, Juan Carlos Ferrero, Gael Monfils o Guillermo Cañas, entre otros. El campeón de 2005 y 2006, Mario Ancic, no podrá revalidar su título e igualar los tres campeonatos de Patrick Rafter. El que fuera séptimo jugador del mundo el año pasado no juega desde febrero, y se le echó en falta en París. Gran torneo pues el que tenemos esta semana, que nos servirá para medir el juego de Djokovic y Cañas en hierba, la evolución de Monfils o las posibilidades de Robredo y Ferrero para Wimbledon.



El cartel de Nottingham cuenta con Richard Gasquet (actual campeón) y Dimitry Tursunov como cabezas de serie principales, y con secundarios que animarán la semana como los jugadores locales Henman y Bogdanovic, los franceses Clement y Matthieu, los cañoneros Karlovic y Mirnyi o los argentinos Del Potro (por fin no juega con Nadal en primera ronda), o Calleri. La representación española se limita exlusivamente al manchego Guillermo García-López, que debuta contra el local Bogdanovic en un partido demasiado duro para una primera ronda en hierba. Este torneo lo ganó Gasquet los dos años anteriores, aunque el tenis sueco tiene buenos recuerdos aquí porque tanto Bjorkman como Johansson, ambos campeones aquí, suelen alcanzar las rondas finales.

2 comentarios:

Alberto dijo...

¿Porqué Nadal no puedo con la hierba?

wallabee dijo...

Todo pasa por el ángulo del bote de la bola. En tierra la bola bota alto por lo que el tiempo de respuesta a un buen saque o un buen drive de tu oponente es mucho mayor que en hierba.
En hierba el bote de la bola es mucho menor, saliendo con un ángulo muy pequeño. Eso hace que especialistas en tierra sufran más en esta superficie de "saque y volea", donde apenas se pueden elaborar puntos largos, su fuerte en tierra batida.
En cualquier caso, me parece aventurado decir que Nadal no puede con la hierba. En los últimos 4 años, sólo 4 jugadores distintos jugaron la final (Federer, Roddick, Philippoussis y Nadal). Y por su mentalidad ganadora, muy posiblemente algún año a lo largo de su carrera, llegue a alzar el título de Wimbledon.