"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

lunes, 25 de junio de 2007

Todo listo en el All England Tennis Club

En apenas una hora arranca Wimbledon 2007 en el All England Tennis Club. Una edición en la que todo apunta a que nadie podrá hacer sombra al ya mítico Roger Federer que salvo gran sorpresa levantará su quinto título. Y es que las últimas cuatro ediciones se ha visto un dominio absoluto del suizo.
Parece que tanto Federer como Nadal han convertido en una tradición su dominio tanto en París como en Londres, donde acaparan todo el protagonismo estos últimos años.

En esta edición, Federer abre el torneo en la pista central jugando contra el debutante ruso Gabashvili, número 85 del mundo. Nadal debuta mañana martes contra un rival de más entidad, como es el estadounidense Mardy Fish, que ya ha jugado otras cuatro veces en Wimbledon, con la tercera ronda como mejor resultado.
También considero que el quinteto de aspirantes se cierra con Roddick, Berdych y Hewitt que se miden a Gimelstob, Massu y Bloomfield, donde quizá Berdych sea el que tenga un rival de más entidad con el chileno Nico Massu enfrente.

En los torneos de Nottingham y Hertogenbosch disputados la semana pasada, Karlovic y Ljubicic se proclamaron campeones y confirmaron que llegan en forma a Wimbledon, donde deslumbrarán con su repertorio de aces.

En cuanto a los españoles, Moyá debuta hoy en la central en un precioso partido ante el caballero británio Tim Henman. Lástima que uno de los dos tenga que caer tan pronto...



Los mejores resultados, sin contar los que haga Nadal, deberían venir de la mano de Fernando Verdasco y Feliciano López. Fernando Verdasco llegó a octavos el año pasado, mientras que Feliciano alcanzó los cuartos hace dos temporadas. Este año apuesto por Feliciano, que puede repetir esos cuartos. El sorteo ha sido más benévolo con él que con Verdasco, que se mediría en tercera ronda contra Andy Roddick.

Aces, voleas, lluvia, dejadas, subidas a la red, amenazas de suspensión por lluvia, el maravilloso espectáculo de Federer en hierba, y sobre todo, la magia que desprende el All England Tennis Club...

Sólo se puede decir una cosa: ¡Que empiece ya!