"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

martes, 27 de mayo de 2008

Día 2: ¿París o Londres?

Dicen que uno de los secretos mejor guardados de Paris es el gran número de días lluviosos que esta ciudad esconde. A diferencia de Londres, donde no hay secreto alguno, Paris guarda recelosa el abundante número de días en los que la lluvia hace acto de presencia.

Pero hoy ha sido uno de esos días en los que a la lluvia no se la podía esconder en otra habitación, y la imagen de la lona cubriendo la central nos ha trasladado por momentos al All England Tennis Club de Wimbledon, que dentro de un mes ocupará todas las portadas.



Habían programados para el día de hoy varios partidos interesantes como el debut del campeón Nadal ante el brasileño Bellucci, pero la jornada tuvo que suspenderse, aplazándose dicho encuentro para el martes a la una.

Sin embargo, sí que pudo saltar a la pista el número 1. Roger Federer tenía un encuentro algo complicado a priori ante Sam Querrey, pero que resolvía con cierta comodidad (6-4, 6-4 y 6-3). Hubo tiempo también para las sorpresas, como la eliminación de Baghdatis ante la cada vez más asentada promesa italiana Simone Bolelli, la derrota de Willy Cañas ante el norteamericano Wayne Odesnik, y la victoria del español Pablo Andújar (lucky loser) ante un buen jugador de tierra como Filippo Volandri, en horas bajas este año.

En cuanto al resto de españoles, Robredo tuvo que remontar un primer set adverso ante el Mago Coria (en su enésimo intento de reaparición, ¡qué daño le hizo aquella derrota en esta Philippe Chatrier ante Gaudio!), Fernando Verdasco superó en cinco sets y casi cuatro horas al también español Santiago Ventura, Guillermo García-López y Óscar Hernández se deshacían de Sergio Roitman e Ivo Minar, mientras que Marcel Granollers (¡qué gran promesa tenemos aquí!) vencía a Michael Berrer con solvencia.