"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

viernes, 9 de mayo de 2008

Robredo avanza con pie firme

Hoy Tommy Robredo vuelve a jugar unos cuartos de final de un torneo importante, como es el Masters Series de Roma, con serias opciones de meterse en las semifinales de mañana, pese al nombre del rival: Andy Roddick. También lo hará Almagro ante Djokovic en otro partido más que interesante.

Precisamente, de Tommy Robredo leí este artículo escrito por él en su web hace unos días y me pareció bastante emotivo. Por eso me apetecía compartirlo con todos los que estáis al otro lado de la pantalla.

Tommy rinde tributo a su gran amigo Santi que se fue a la edad de 34 años
21 Febrero, 2008 – 20:02


Hola a todos,

La foto que veis en la web son mis amigos de Olot y en ella está Santi en medio. Me la regalaron en un cumpleaños para que no me olvidara de ellos cuando viajaba. Esta foto está colgada en la pared de mi despacho de mi casa de San Cugat.



Santi Silvas nació el 5-2-1974 y se fue el 16-2-2008 a los 34 años.

La familia de Santi fue una de las primeras familias que mis padres y yo conocimos cuando llegamos a Olot. Enseguida cogimos una gran amistad que todavía perdura y que espero no perder nunca.

Desde entonces mi familia y la familia Silvas siempre han estado muy unidas. Llevamos comiendo juntos el día de San Esteban desde hace 20 años y éste ha sido el único que no pudimos reunirnos ya que Santi estaba en el Hospital.

Durante dicha comida siempre bromeábamos, sobretodo en dos apuestas que Santí siempre recordaba y quería hacer. Una era que me retaba a jugar un partido de Tenis los dos en silla de ruedas y la otra era saber quien se comía la mayor parte de las gambas de la mesa, pero ahí ganaba yo por goleada.

Cuando yo tenía 6 años entrenaba con él. Por cierto qué mal perder tenía cuando un niño como yo o cualquier otro del grupo le ganaba…

Luego fuera la pista era como mi guardaespaldas y defensor, era el niño que siempre miraba con mejores ojos del grupo. Nadie podía tocarme o hablar mal de mí, porque hay estaba Santi. Esto lo ha hecho siempre aun cuando yo ya era mayor. No han faltado anécdotas de contestar a algún periodista que creía que no me había tratado bien o llamar a la televisión para que emitieran partidos míos.

A mis padres y a mí nos tenía en el cielo. Éramos como de la familia.

A la edad de 17 años tuvo un accidente de moto y desde entonces su vida estaba en una silla de ruedas.

Afortunadamente enseguida recurrió al Tenis para recuperarse anímicamente del accidente y volverse a sentir bien. Le apasionaba jugar al Tenis, verlo por la tele o conectarse a Internet para seguir mis resultados por todos los torneos.

Santi, trabajó de ayudante de mi padre Ángel en el Club Natació Olot ayudando a formar niños y cuando podía, jugaba algunos torneos para discapacitados por España y por Francia especialmente, donde conoció a muchos discapacitados y se hizo con su cariño. Conocer a toda esta gente le hizo querer involucrarse para poder ayudarles y de ahí nació la creación de un torneo en silla de ruedas en España. En su época como director de Torneos llegó a hacer un S1 en Barcelona el Hispanish Open, después hizo numerosos Torneos S3 en el Club Tenis Figueres, en el Club Tenis D’aro y en el Club Natació Olot donde hizo tres Torneos preciosos de los que todos tenemos un gran recuerdo, sobre todo los primeros en el año 1996 y 1997. El último en el que pudo trabajar fue en el año 2002.

A Santi desde entonces se le puso en la cabeza que quería crear un torneo de mayor calidad como seria un S2 para Olot. Esa era su ilusión para ayudar al Tenis discapacitado. Durante el año 2007 hablamos varias vece con la federación internacional para poder acogerlo, pero desgraciadamente su salud no era suficientemente buena como para que se preocupara de ello, así que decidimos dejarlo para otro año más adelante cuando ya estuviera mejor. Este es un proyecto en que yo quería involucrarme para poder ayudarle a conseguir ese deseo y ayudar a muchos amigos suyos que gracias a el conocí.

La última vez que pude ver a Santi, fue en el Hospital San Jaume de Olot el día de Navidad. Mi padre me había avisado que no estaba muy bien, y que a veces parecía que se despedía de la gente cuando iban a verle. Me acuerdo de las palabras que me dijo: Tu gana que si tu ganas yo estoy muy contento, aquí dentro es la única cosa que me puede alegrar un poco. “Lucha en la pista para ganar porque yo estoy luchando para vivir y creo que es mucho más difícil mi partido que el tuyo”. Nunca las olvidaré.

Sé que nunca más estarás físicamente en la comida de San Esteban, tampoco podemos apostar si te gano en silla de ruedas o ver quién come más gambas. Tampoco recibiré más e-mail de apoyo como cuando perdía en primera ronda, pero quiero que sepas que los que te conocimos como yo, nunca te olvidaremos.

Desde hoy mismo voy a poner todo lo que pueda de mi parte para que para 2009 pueda haber esta torneo de tenis que tanto querías en nuestra ciudad, para que nunca nos olvidemos de las cosas por las que tanto luchabas.

Un fuerte abrazo donde quiera que estés.

Tommy