"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

sábado, 19 de enero de 2008

Casi listos los octavos

Los resultados que prácticamente cierran esta tercera ronda, a la espera de los encuentros Nalbandian v Ferrero y Spadea v Ferrer, han sido sencillamente espectaculares.

Hasta en cinco partidos se llegó al quinto set, con marcadores ajustadísimos. El más sorprendente, sin lugar a dudas, el de Roger Federer, que tras sus dos paseos iniciales en las dos primeras rondas, tuvo que sudar de lo lindo para eliminar a Janko Tipsarevic, que con el partido de hoy se da a conocer aún más en el circuito ATP. El nº1 ha ganado en casi cinco horas al serbio en un encuentro igualadísimo: 6-7, 7-6, 5-7, 6-1 y 10-8. Ahí queda eso. La supremacía del suizo sufre un ligero contratiempo con este resultado, y en octavos le espera otro hueso: Thomas Berdych.



La otra sorpresa, aunque bastante previsible, ha sido la eliminación de Andy Roddick ante uno de los jugadores más en forma del circuito: Philip Kohlschreiber. El alemán sigue como un tiro, y todo apunta a que se podría ver en cuartos con Nadal, que sigue con sus enfrentamientos ante jugadores galos. El invitado de octavos es Paul-Henri Mathieu y ya son palabras mayores. El francés eliminó al austriaco Koubek (verdugo de Moyá) en cinco durísimos sets. Le dará guerra. Seguro. Sobre todo si le cuesta coger el ritmo al partido, como el otro día ante Simon. ¡Qué mal nos lo hizo pasar con 5-2 en contra en el primer set, y hasta 6 bolas de set para Gilles Simon! No obstante, el mallorquín, es superior y debería imponerse al francés, aunque tiene pinta de partido MUY duro. Será ya mañana domingo aquí en España, a eso de las 11,30-12.

Los otros dos encuentros que también necesitaron de quinto set fueron igual de atractivos: Hewitt se impuso a Baghdatis y Blake le remontó dos sets abajo a Sebastian Grosjean.



Esperemos que Ferrero y Ferrer puedan sellar su pase a octavos (donde teóricamente se enfrentarían). Ferrero se medirá al rey David. Muy difícil, pero Australia no es la moqueta de Madrid ni París, y el de Onteniente está muy bien de forma. Por otro lado, David Ferrer debería ganar sin grandes dificultades a Spadea. Esperemos que así sea.