"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

domingo, 20 de enero de 2008

Dos españoles en cuartos

Entramos en la segunda semana del Open de Australia y Nadal sigue con paso firme por la parte baja del cuadro. Rafa ha vencido hoy por la vía rápida a Paul-Henri Mathieu. 6-4 y 3-0 han sido suficientes para que Mathieu decidiese retirarse tras los problemas físicos que arrastraba de su durísimo choque contra Koubek de 3ª ronda que necesitó los cinco sets.



Nadal ha estado en pista tan sólo 50 minutos, pero nos han servido para comprobar que el balear está como un tiro y que si sigue así, esto empieza a oler a final Federer v Nadal. Ya se verá. Lo que está claro es que, de momento, Nadal tiene una cita en cuartos ante Nieminen, que ha sorprendido hoy eliminando a Kohlschreiber en su choque de octavos, y que esta cita se ha convertido en una ocasión inmejorable de alcanzar las semis del Open de Australia por primera vez en su carrera.



El otro español en cuartos saldrá del duelo Ferrer v Ferrero. Ferrer eliminaba a Spadea de forma rápida por 6-3, 6-3 y 6-2, mientras que Ferrero sigue ESPECTACULAR, dando un sonoro repaso a Nalbandian 6-1, 6-2 y 6-3, adornado con ni más ni menos que 12 aces. Ha estado muy serio con su saque y con una confianza que no se le veía en los últimos dos años. Se nota que por algo alcanzó la final de Auckland, y no sé dónde estará su techo si continúa a este nivel.

Llama la atención el pobre bagaje que ha obtenido la siempre llamativa expedición argentina, que no ha metido ni un solo jugador en octavos este año. Ni Mónaco ni Nalbandian han estado a la altura que se esperaba de ellos para este torneo.

En los otros dos cruces de octavos ya jugados, doble duelo nacional con victorias de Tsonga sobre Gasquet en el duelo francés(ya avisábamos que este francés va en serio, y más después de eliminar a Murray y Gasquet ahora) y de Youzhny sobre Davydenko en el duelo ruso, también bastante previsible porque el moscovita acabó bien el año y lo ha empezado mejor aún. Ojito que Youzhny parece que apunta ya a unas posibles semis ante su víctima favorita: Rafa Nadal.



Además del imprevisible Ferrer v Ferrero (en el que yo me la jugaría por el de Onteniente), mañana se juegan otros tres partidos de octavos. Federer se medirá ante Berdych (creo que será más fácil de lo que a priori parece), Djokovic se juega el pase a cuartos ante Hewitt (el serbio está muy fino y debería vencer sin demasiados problemas, aunque Lleyton puede que le fuerce a un cuarto o quinto set) y Blake juega ante la promesa croata Marin Cilic, en un partido muy abierto.