"If you can meet with Triumph and Disaster,

and treat those two impostors just the same"

Rudyard Kipling.-

martes, 22 de enero de 2008

A las cinco arriba...

En unas cuatro horas arrancan los cuartos de final de Australia, y en mi caso, sonará el despertador que intentará sacarme del sueño para levantarme e ir a disfrutar al salón del Nieminen v Nadal. Sé que mucha gente se pregunta qué me llevará a levantarme y a renunciar a tantas horas de sueño por un partido de tenis, pero sin lugar a dudas, a mí me compensa.

Cuento con que Nadal nos hará vibrar esta noche con su juego agresivo, y aunque nos haga sufrir cuando no le entren los primeros saques, también cuento con que va a sellar por primera vez su pase a las semis del Open de Australia: sus primeras semis en pista rápida. En unas horas lo sabremos.

Más tarde se jugará el Tsonga v Youzhny. Un jugador revelación (el francés) contra un jugador ya consagrado pero que sigue progresando y alcanzando rondas muy importantes (el ruso). Imagino que ganará Youzhny, más habituado a estas rondas y con mejores condiciones técnicas, pero habrá que ver si el francés está igual de inspirado que en los últimos partidos.

Por lo demás, hoy Ferru ganó a Ferrero. Impresionante los últimos meses del alicantino. Semis en Nueva York, final en Shanghai, de momento cuartos en Melbourne... ¿Dónde está el techo de este jugador?



Reconozco que iba con Ferrero, porque soy muy ferrerista, y quería que Juan Carlos ganara hoy para recibir una buena dosis de moral para este 2008 que tan bien ha empezado para él. No obstante, ha sido una derrota dulce, porque Ferrer se está mereciendo superar a Davydenko ya mismo y colocarse el nº4 del mundo.